Sunday, November 8, 2015

1951 Mercury Monterey Full Size 2-Door Coupe Custom (Street Rod - Lead Sled) 2010 Badge City Heat Series -Fire- Wave 1 #04 4/12 Scale 1:64 by Jada Toys Inc.


Qué es mejor: un auto viejo restaurado a las especificaciones originales de fábrica, con exactitud obsesiva o un auto viejo personalizado con audacia y buen gusto, donde prácticamente nada fue dejado intacto ???... 

Podrías pensar que esta es una pregunta abierta, esto es, para todos; pero, a riesgo de sonar algo pretencioso o insolente (franco sería más preciso), si no eres gente de coches, entonces tu respuesta estará amarrada al resultado final, como si estuvieras escogiendo entre una naranja y una manzana, en la tienda (con todo el debido respeto =PPPPP)... 

Los entusiastas de los carros, entretanto, pensarán lo que ellos harían en realidad, con sus propias manos y experticia o con la ayuda de profesionales, de acuerdo a un concepto claro, concebido previamente y con determinado presupuesto... 

Los amantes de los autos además, considerarán las implicaciones de su decisión, simplemente porque ellos ven un vehículo como un símbolo de cierta época, un ícono de la cultura popular, una cápsula del tiempo llena de experiencias o incluso como parte de sus propias familias (recuerda que estamos hablando de un coche antiguo, que puede traer de vuelta recuerdos)... 

Aún más, hay dos perfiles o visiones diferentes presentes en cada elección: el restaurador y el personalizador respectivamente así que, esta pregunta está lejos de ser fácil de responder... 

En términos simples, podríamos decir que el restaurador está buscando el pasado, mientras el personalizador está buscando el futuro; pero sería una definición demasiado simplista y una especie de falta de respeto por dos oficios, que requieren rigurosidad en un caso, inventiva en el otro y meticulosidad en ambos. 

El restaurador se preocupa por la historia, es un investigador buscando: folletos de ventas, fotografías, planos, manuales de usuario, recibos de compra, títulos de propiedad, facturas de mantenimiento y cualquier otro documento que pueda ayudar a trazar la proveniencia del vehículo (planta de producción, concesionario, dueños), también sus características originales como: esquema de color para la carrocería e interiores, nivel de acabado, motor, extras y accesorios, etc. 

El personalizador se preocupa por el carácter único, es un visionario buscando inspiración en: la naturaleza, la música, la caligrafía, las películas, la pintura, el diseño industrial y/o gráfico, la escultura, el cómic, las leyendas, la aeronáutica, los deportes, la publicidad y cualquier otra fuente de un concepto a representar. 

Para mí, ambos enfoques son completamente válidos y merecen la misma admiración; en ese sentido, realmente no me importa la tendencia común del mercado automotriz, que tiende a favorecer arbitrariamente la restauración o incluso la conservación (la cual implica un rotundo NO a cualquier reemplazo de partes o desmontaje, mucho menos modificaciones y acepta el inevitable desgaste y pátina que viene con un uso moderado, con el fin de clasificar como "sobreviviente"), para detrimento de la personalización. 

Mi razonamiento es que: mientras un auto restaurado es una pieza de historia, un auto personalizado es una pieza de arte personal y ambos requieren un enorme esfuerzo e inversión, si quieres lograr el mejor resultado por supuesto luego, por qué un coche restaurado o preservado usualmente vale más que un coche personalizado ???... 

Bueno, deberías preguntarle a los odiosos "puristas"; después de todo, ellos están acostumbrados a acomodar las cosas para su propio beneficio... 

Solo en caso que quieras saber mi respuesta a la pregunta inicial planteada, te diría: ambas opciones son magníficas, si tengo que escoger, entonces escojo ambas, no puedo escoger solo una de ellas, porque no sería consistente con mi punto de vista sobre este asunto... 

Gracias a DIOS y a mi afición, no tengo que escoger entre una réplica a escala exacta de un modelo específico (el equivalente a un carro restaurado o preservado, en este caso) o un modelo personalizado/conceptual/de diseñador, porque puedo tener ambos y por eso es que publico consistentemente modelos de ambas corrientes, dejando a un lado cualquier insinuación de parcialidad... 

Esta vez conseguí un diecast basado en un modelo ampliamente reconocido y apreciado en el Hot Rod, Street Rod, Pro Street, Rat Rod, Lead Sled y corrientes relacionadas con la Kustom Kulture por igual: el Coupé de Tamaño Completo 2 Puertas Mercury Monterrey de 1951... 

Fue tan poderoso el impacto de este modelo en la Kustom Kulture, junto con sus contrapartes de 1949 y 1950, que es extremadamente difícil encontrar un auto limpio (no modificado), para restauración.

Compartiré las características y especificaciones del modelo original en una publicación futura, así como más información de la sorprendente Kustom Kulture, que nunca falla en sacudir el "status quo" en el mundo automotriz, con su irreverencia...

Este modelo fue producido por Jada Toys, Inc. una marca que está creciendo en mis afectos, al menos en la escala 1:64 y ciertamente una gran fuente de Custom Cars, ya que es su especialidad; sin embargo, debo decir que su fidelidad a la escala 1:64 está en entredicho y en esta sesión de fotos incluí otro modelo de la misma serie el cual, en mi humilde opinión, debería ser más pequeño y aparece más grande, pero no es un gran problema de todas maneras. 

La Serie a la que pertenece este Merc del 51 es la Badge City Heat - Fire y representa una versión altamente modificada para el Departamento de Bomberos, algo demente, ardiente y definitivamente del talante correcto para mi gusto !!!... 

Tiene carrocería y chasis en diecast (una decisión sensata, si estás planeando complacer coleccionistas); indudablemente, el trabajo de pintura es la característica más notable en este caso, con un rico rojo candy sobre la carrocería, complementado por tampos de llamas tribales (también conocidas como llamas de pinza de cangrejo) en amarillo, con contorno blanco, alrededor de la fascia frontal, el capó y los paneles laterales, un número "51" grande sobre el techo en blanco y tres divisas del Departamento de Bomberos (sobre la tapa del baúl y sobre los guardafangos frontales); el chasis recibió pintura negra con acabado satinado. 

Hay insertos plásticos, con acabado cromado para los bómperes delantero y trasero, la rejilla frontal, también la luz de patrulla en rojo translúcido; las ventanas son transparentes, los interiores en gris oscuro están bastante detallados (no es visible a simple vista, sin embargo, ya que tiene tornillos en vez de remaches, puedes abrirlo y chequearlo), las ruedas son multiparte, presentan rimes de diseño moondisc, con acabado cromado y un lindo contorno rojo, llantas en caucho labradas con banda blanca y fue hecho en China !!!... 

Sal 9:7-11 "Pero JEHOVÁ permanecerá para siempre; ha dispuesto SU Trono para juicio. Él juzgará al mundo con justicia, y a los pueblos con rectitud. JEHOVÁ será refugio del pobre, refugio para el tiempo de angustia. En Tí confiarán los que conocen Tu NOMBRE, por cuanto Tú, oh JEHOVÁ, no desamparaste a los que te buscaron. Cantad a JEHOVÁ, que habita en Sion; publicad entre los pueblos sus obras."

ENGLISH 
What’s better: an old car restored to original factory specifications, with obsessive accuracy or an old car customized with boldness and tastefully, where virtually anything was left untouched ???... 

You may think that this is an open question, namely, for everyone; but, at the risk of sounding kinda pretentious or insolent (frank would be more accurate), if you’re not car people, then your answer will be tied to the final result, like if you were choosing between an orange and an apple, in the grocery (with all due respect =PPPPP)... 

The car enthusiasts, meanwhile, will think about what they would actually do, with their own hands and expertise or with the help of professionals, according to a clear concept previously conceived and with a determined budget... 

The car lovers also, will consider the implications of their decision, just because they see a vehicle as a symbol of certain era, an icon of the popular culture, a time capsule filled with experiences or even as part of their own families (do remember that we are talking about an old car, that can bring back memories)... 

All the more, there are two different profiles or visions present in each choice: the restorer and the customizer respectively so, this question is far from easy to answer... 

In simple terms, we could say that the restorer is looking to the past, while the customizer is looking to the future; but it would be a too simplistic definition and a sort of disrespect for two crafts, that require rigorousness in one case, inventiveness in the other and meticulousness in both. 

The restorer cares about history, is a researcher looking for: sales brochures, pictures, blueprints, owner’s manuals, purchase receipts, title deeds, maintenance bills and any other document that could help to trace the provenance of the vehicle (production plant, dealer, owners), also its original features like: color scheme for the body and interiors, trim level, engine, extras and accessories, etc. 

The customizer cares about the uniqueness, is a visionary looking for inspiration in: nature, music, calligraphy, movies, paint, industrial and/or graphic design, sculpture, comic, legends, aeronautics, sports, advertising and any other source of a concept to represent. 

For me, both approaches are completely valid and deserve the same admiration; in that sense, I really don’t care about the common trend of the automotive market, that tends to favor arbitrarily restoration or even conservation (which implies a resounding NO to any replacement of parts or disassembling, let alone modifications and accepts the inevitable wear and patina that comes with a moderate use, in order to classify as "survivor"), to the detriment of customization. 

My reasoning is that: while a restored car is a piece history, a customized car is a piece personal art and both require a huge effort and investment, if you want to achieve the best outcome of course so, why a restored or preserved car usually is worth more than a customized car ???... 

Well, you should ask to the hateful "purists"; after all, they are used to arrange things for their own benefit... 

Just in case you want to know my answer to the initial question posed, I would tell you: both options are magnificent, if I have to choose, then I choose both, I can’t choose only one of them, because it would not be consistent with my point of view on this matter... 

Thanks to GOD and to my hobby, I don’t have to choose between an accurate scale replica of a specific model (the equivalent of a restored or preserved car, in this case) or a custom/concept/designer model, because I can have both and that’s why I consistently publish models from both currents, leaving aside any hint of bias... 

This time I got a diecast based on a widely recognized and appreciated model in the Hot Rod, Street Rod, Pro Street, Rat Rod, Lead Sled and related currents of the Kustom Kulture equally: the 1951 Mercury Monterey Full Size 2-Door Coupe... 

It was so powerful the impact of this model in the Kustom Kulture, along with its 1949 and 1950 counterparts, that is extremely difficult to find a clean (not modified) car, for restoration.

I will share the features and specifications of the original model in a future publication, as well as more information of the surprising Kustom Kulture, that never fails to shake the "status quo" in the automotive world, with its irreverence...

This model was produced by Jada Toys, Inc. a brand that is growing in my affects, at least in the 1:64 scale and certainly a great source of Custom Cars, since it’s its specialty; however, I must say that its faithfulness to 1:64 scale is questionable and in this photoshoot I included another model from the same series which, in my humble opinion, should be smaller and appears bigger, but it’s not a big deal anyway. 

The Series to which belong this ’51 Merc is the Badge City Heat - Fire and represents a version heavily modified for the Fire Department, somewhat insane, hot and definitely of the right mood for my taste !!!... 

It has diecast body and chassis (a sound decision if you’re planning to please collectors); undoubtedly, the paint job is the most remarkable feature in this case, with a rich candy red on the body, complemented by tampos of tribal flames (also known as crab claw flames) in yellow, with white outline, surrounding the front fascia, the hood and the side panels, a big "51" number on the roof in white and three Fire Department badges (on the trunk lid and on the front fenders); the chassis received black paint with satin finishing. 

There are plastic inserts, with chrome finishing for the front and rear bumpers, the front grille, also the patrol light in translucent red; the windows are clear, the interiors in dark gray are fairly detailed (not visible with naked eye, however, since it has screws instead of rivets, you can open it and check it out), the wheels are multipart, feature moondisc rims design, with chrome finishing and a nice red outline, white wall styled rubber tires and it was made in China !!!... 

Psa 9:7-11 "But the LORD shall endure forever: HE hath prepared HIS Throne for judgment. And HE shall judge the world in righteousness, HE shall minister judgment to the people in uprightness. The LORD also will be a refuge for the oppressed, a refuge in times of trouble. And they that know Thy NAME will put their trust in Thee: for Thou, LORD, hast not forsaken them that seek Thee. Sing praises to the LORD, which dwelleth in Zion: declare among the people His doings."

3 comments:

gonzzo said...

Como siempre, varias cosas ciertas... por fortuna los coleccionistas de die-cast podemos elegir el modelo que queramos y dejar ese otro para después... si se me presentara la oportunidad y tuviera que escoger entre un auto modificado y el mismo en su versión de fábrica no sabría qué hacer... hace un par de años me habría quedado con el original, pero hoy quedaría en el limbo...

Antes también era un puritano de la escala: si no sentía que era verdaderamente 1/64, no lo adquiría... con el tiempo me dí cuenta que en el mundo del 1/64 la escala es una especie de pretexto y que lo que llamamos 1/64 es en realidad una escala que se mueve entre el 1/87 de los primeros Matchbox y el 1/54 de Norev... esa fue la única forma de quitarme el fantasma de la escala... el caso de Jada es definitivamente especial, su blíster dice 1/64, pero sabemos que por ahí pasó hace rato...

Qué lindo el Mercury, favorito entre los customizadores...

chrismandesign said...

Primero que todo, muy agradecido por este nuevo comentario, eso es apoyo a nuestra causa !!!...

Añadiría que, cuando mencioné a los "puristas", me refería específicamente a la gente que trabaja para las casa de subastas y los valuadores independientes de autos, quienes tienen una parcialidad casi descarada, por los coches restaurados o conservados, en el mercado de vehículos escala 1:1...

pero ya que sale a flote una vertiente de este término "purista", relacionada con los coleccionistas de réplicas a escala en diecast, pues diré que siempre he sido muy liberal en cuanto al asunto de las escalas... tengo en mi colección modelos desde escala 1:110, pasando por escalas intermedias, hasta unos pocos en escalas 1:24 y 1:18... no he sido muy quisquilloso con la escala 1:64; en buena parte, porque los que llevan la batuta en el tema, son los modelos creados por marcas japonesas como Kyosho, Tomica Limited Vintage/Neo, en Europa merece mención aparte Minichamps y en E.E.U.U.A., la desaparecida Johnny Lightning, entre otras; las cuales son todas costosas y drenan rápidamente el presupuesto de coleccionistas de bajo perfil, como el suscrito HEHEHE... =)

gonzzo said...

jajaja... totalmente de acuerdo, coleccionar modelos de esta gama es todo un reto, hay que privarse de otras cositas para poder darse el gusto... Kyosho y Minichamps están por el cielo, pero qué lindos modelos, sobre todo porque tienen moldes que no son producidos por otros fabricantes... y, bueno, esperando con ansia el regreso de JL, así el bolsillo vaya a sufrir lo innombrable, jeje